Hey! Diario Digital || Plataforma global de noticias

Los males de la oposición venezolana

Realmente está la Patria postrada y enferma sin duda alguna.
Heydiariodigital_regalos

Por: Dr. José Ernesto Pons B.

La incertidumbre de  las elecciones primarias de una supuesta oposición que se ha autocalificado como la representación política de los sectores que no comparten con el régimen de Nicolás Maduro, genera en todos los venezolanos una profunda preocupación.

La trayectoria de estos grupos políticos en estos años están marcados por desagradables actuaciones, con respecto a su posición e intereses, que giran en la compensación económica que tarde o temprano, salen a la luz pública y dejan atónitos al más razonable ciudadano.

Esta situación nos lleva a una profunda reflexión y parte de dos grandes hombres del siglo pasado, dejando con estos una marcada línea entre el límite del ser y deber ser.

Nos referimos al científico Albert Einstein cuando afirmaba:

 “No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos los mismos y con las mismas personas que generaron el problema”. 

Por otro lado, Martin Luther King el cual afirmaba: “No pretendas creer que los fines inmorales, te llevaran a fines morales”

Lacerantes y duras frases, pero pensamos que es el camino correcto hacia la nueva Venezuela.

El conocimiento de la política venezolana se maneja con exagerada flexibilidad, pretendiendo negar las verdades ya acá mencionadas.

Observamos que  el camino desalentador con el liderazgo existentente trae consecuencias, preconcebidas para dos aspectos esenciales: 1. Años de negociaciones con las misma gente, cuyos estándares de vida han sido beneficiadas sin duda alguna. 2. Entre eventos, renuncias, compra de conciencia, entregas y hoy por hoy, un régimen que los maneja  a su antojo.

Realmente está la Patria postrada y enferma sin duda alguna.

Es momento de entender  que esta “parranda de seudodirigentes”, parasitarios del régimen y apoyados por un pueblo engañado, se enfrentan con profesionales, académicos y hombres y mujeres que no tienen compromisos con nadie no sea con la nación, sus familias y las comunidades.

Alcen la voz y accionen desde su entorno, la salida de este régimen oprobioso.

Hoy por hoy, exceptuando unas pocas voces, el pueblo esta hastiado de lo que hay.

Los tiempos del silencio, a veces cómplices deberán acabarse. Los paquetazos empobrecedores están al orden del día.

Las prestaciones, bonos, sueldos igualitarios y demás “yerbas rojitas” buscan someter las voluntades bajo el crisol del hambre y la pobreza.

 Por Dios, comprendamos que nos estamos jugando la vida nuestras de  nuestras familias y las comunidades.

Nos están dando con el mazo dando y la dirigencia preocupada en elogiar al régimen descaradamente, caso Rosales en el Zulia y otros que en otras instancias negocian su permanencia en EU y demás destinos como en México, Europa, entre otros. 

Los profesores, maestros, gremios y sindicatos tienen claridad y sus discursos cónsonos con su gente han levantado las voces.

Pues, a la calle, a la protesta de una vida digna y de las libertades que gozan los países libres.

No más los Rosales, los Ramos, López y Guaido, los Capriles que no defendieron como hombres sus derechos, ahora lloran sus malgastadas acciones viles. ¡Basta!, vamos hacer valer nuestros derechos.

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *